Domingo, Diciembre 17, 2017

El clima del Mar Patagónico es templado a frío, según la latitud, y en él predominan vientos intensos del oeste, especialmente en la porción sur. En el Atlántico Sur, al este del continente sudamericano, se destaca una extensa plataforma continental o planicie sumergida, con forma irregular, que tiene un ancho máximo a los 52 grados de latitud, y que se hace gradualmente más angosta hacia el norte. La pendiente de esta plataforma es relativamente suave entre la costa y los 200 m de profundidad, pero más allá cae abruptamente hacia una cuenca profunda, en lo que se conoce como talud continental. Por el lado del Pacífico Sur, la zona de baja profundidad cerca de la costa es muy estrecha, ya que las grandes profundidades se encuentran cerca del continente. En el Atlántico, la línea de costa tiene pocas irregularidades, aunque algunos accidentes costeros, como golfos, penínsulas y estuarios, son de gran extensión. Las costas presentan acantilados en la región patagónica, pero más al norte predominan las playas, interrumpidas por marismas, lagunas costeras y pocos afloramientos rocosos. Las costas en el lado del Pacífico comprenden multitud de fiordos y canales, acompañados por intrincados archipiélagos de pequeñas islas costeras.

Corrientes

Gráfico tridimensional de corrientes marinas y relieve del fondo – © Proyecto Modelo del Mar (WCS)

Las masas de agua se encuentran en continuo movimiento. Al sur del Mar Patagónico, alrededor de la Antártida, gira la corriente marina más intensa que se conoce, llamada Circumpolar Antártica, en dirección oeste-este, que empuja a su paso las masas de agua que se encuentran más al norte. Por el lado del Pacífico, la corriente fría del Cabo de Hornos discurre de norte a sur, paralela a la costa, arrastrando aguas de baja salinidad hacia el Atlántico, producto de la descarga de agua dulce de los glaciares y ríos del sur de Chile. Del otro lado del continente, un desprendimiento de la Circumpolar Antártica tuerce hacia el norte bordeando el archipiélago de las Malvinas y luego discurre sobre el talud continental. Se la conoce con el nombre corriente fría de Malvinas, y se caracteriza por sus aguas de elevada salinidad, ricas en nutrientes disueltos. Desde el norte y en dirección contraria, desciende la corriente cálida de Brasil, con aguas pobres tanto en sal como en nutrientes. Ambas corrientes tienen una amplia zona de mezcla en latitudes templadas.

Mareas
Las mareas son intensas en el Mar Patagónico. En las costas de la Patagonia las diferencias entre las pleamares y bajamares diarias suelen ser de varios metros. Esto genera corrientes de corta duración, que pueden tener gran intensidad cerca de los accidentes costeros tales como la Península Valdés o el Estrecho de Le Maire entre Tierra del Fuego y la Isla de los Estados. Las corrientes de marea contribuyen a mezclar capas de aguas profundas con otras superficiales.

Frentes y zonas productivas

Productividad primaria del Atlántico Sur – © Seawifs

La productividad biológica primaria del mar se refiere a la concentración de pequeños organismos vivos que hacen fotosíntesis. Estos seres vivos se encuentran en suspensión en el agua de mar, a merced de las corrientes, y se conocen con el nombre colectivo de fitoplancton. Los científicos pueden estimar la productividad biológica del mar a través del estudio de imágenes de satélite que permiten conocer la concentración del principal pigmento empleado en la fotosíntesis (clorofila-a). La producción primaria en el mar tiene dos factores limitantes: la luz solar y la concentración de nutrientes minerales. En promedio, el agua de mar es pobre en nutrientes para la vida, en tanto que los fondos marinos tienen una gran acumulación de ellos. Las zonas del mar en donde se produce mezcla de capas profundas del mar (ricas en nutrientes) con las aguas superficiales bien iluminadas se conocen como frentes oceanográficos. Existen distintos mecanismos que provocan la existencia de frentes: vientos, mareas, corrientes o el contacto de masas de agua de diferente densidad. En las inmediaciones de los frentes se pueden producir zonas de alta productividad biológica primaria. La disponibilidad de abundante fitoplancton durante largos períodos del año sostiene en esos lugares una red alimentaria en la que interviene el zooplancton, organismos nadadores pequeños a grandes, vertebrados superiores y una rica comunidad de fondo que se alimenta de los desechos que caen desde la zona iluminada.

Scroll To Top